Desde Las Antípodas: El estreno mundial de The Hobbit /Julia Perea

0
139
Nagul

El pasado 28 de Noviembre y miércoles por más señas, tuvimos en Wellington lo que llaman, los que saben mucho del tema, la premiere mudial de la primera de las tres películas que componen la trilogíade El Hobbit: The Hobbit: an Unexpected Journey. Afortunadamente tuvimos un día estupendo, casi casi veraniego (aquí el verano empieza el 1 de Diciembre) y como era de esperar, las calles empezaron  a llenarse desde la noche anterior.

Porque sí: hubo gente que se quedó a dormir al pie de la alfombra para tener el mejor sitio para ver, pedir autógrafos o estrechar la mano a algún actor. Y es que los hay muy apasionados con el tema.

Yo estaba bastante indecisa sobre si ir o no, ya que las multitudes nunca me han gustado demasiado y se preveía “lleno total”, así que en esas estaba, deshojando la margarita, cuando  una de mis amigas me llamó y me dijo que podíamos ir junto con su madre, que estaba aquí de visita. Así que al salir un día bueno y tener inmejorable compañía ya no tenía excusa para no ir.  Además,  siempre podíamos contar que “yo estuve allí….” junto con cien mil personas más. Momento para recordar, quizá.

Cuando llegamos al centro, el ambiente me dio muy buena impresión; había gente, claro está,  pero no era una avalancha incontrolable, así que estuvimos un rato paseando por al lado de la alfombra roja,  y sorprendiéndonos de la imaginación que ponen los fans a la hora de crear sus disfraces, las esculturas y atrezzo que para la ocasión se habían colocado y dando un pequeño paseo hasta llegar al puerto decidimos llegar hasta el parque de Waitangi donde estaba instalada la feria artesanal con el tema del evento.
Así haríamos tiempo mientras llegaban los actores, director, y demás personal.
En la feria había de todo tipo de productos, desde comida hasta artesanía hecha a mano, ropa, prendas de lana, objetos de hierro forjado… incluso si querías maquillarte de fantasía podías hacerlo: el personal (como casi todos en la feria) de Weta Workshop estaban allí para  hacer las delicias sobre todo de los más pequeños.

En la explanada que forma parte del parque, había instalada una gran pantalla donde se retransmitía en directo todo lo que estaba pasando.

El horario se cumplió a rajatabla: el primero en llegar a las 4:30 exactamente fue el director Peter Jackson, acompañado de su hija. A continuación empezaron a llegar los actores, productores y demás personal que han contribuido desarrollar el film de una u otra manera recorriendo los 500 metros de alfombra roja. Hasta el Embassy Theatre.

Un momento muy emocionante fue cuando el Boeing 777 de Air New Zealand decorado con motivos de la pelicula (un auténtico monstruo de lo grande que es) sobrevoló la zona para saludar a los que estábamos viendo el espectáculo.

Para ver el momento, solo tenéis que hacer click aquí.

El goteo de personal fue contínuo hasta aproximadamente las 7, momento en que todos juntos se saludaron al público y entraron en el Embassy  para ver la película. A la vez se ofreció un concierto en directo por parte de Neil Finn, cantante de Crowded House y que es el compositor del tema principal de la película: “Lonely Mountain” y que si quereis podeis escuchar:

Y en este otro vídeo, la versión del mismo tema que cantan en la película los enanos protagonistas:

http://www.youtube.com/watch?v=14jbImK9NM4

Mi impresión  general fue excelente: la gente se comportó civilizadamente, los empleados de seguridad y policía estuvieron atentos a todas las incidencias que se produjeron, reconducían a la gente por las zonas menos congestionadas para evitar aglomeraciones y ayudaban en caso de necesitarlo.

Prácticamente toda Wellington participó de forma voluntaria -y altruista algunas veces- en el acontecimiento. Desde luego que la ocasión lo merecía.

Bueno, ahora todo vuelve más o menos a la normalidad, pero se sigue pendiente del estreno en el resto del mundo de la película.
Como ya dije, se van a hacer dos más, así que si alguien se quedó con las ganas, puede ir pensando en el 2013 y el 2014 para volver a disfrutar de toda esta fiesta. O para hacer el viaje de su vida; el país lo merece.

Julia Perea, Wellington (NZ), 9 de diciembre de 2012

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here