El 50% de las palmeras de la Ribera están afectadas por el picudo rojo con la muerte de 20.000 ejemplares y 27 millones de pérdidas

0
290

Una palmera infestada en un jardín de Sueca /Foto: Juan A. Ávalos

Ante una expansión y gravedad sin precedentes, el Ayuntamiento de Sueca organiza una Jornada de Formación.

El picudo rojo de las palmeras se detectó por primera vez en la Comunidad Valenciana en el año 2004 y desde entonces ha conseguido instalarse en toda la zona costera y gran parte del interior del territorio valenciano. Hasta el año 2009, en esta misma comunidad, el número de palmeras que tuvieron que ser destruidas superó los 20.000 ejemplares, y entre los años 2004 y 2009 los daños causados supusieron pérdidas de aproximadamente 27 millones de euros. Las poblaciones de las comarcas de la Ribera Baja y de la Ribera Alta se encuentran gravemente afectadas, en donde se estima que más del 50% de las palmeras canarias están infestadas.

Además se le están atribuyendo daños masivos también en la datilera así como ocasionalmente en whasingtonias poniendo en jaque nuestro patrimonio paisajístico.

El Ayuntamiento de Sueca sensibilizado por la gravedad de esta plaga está organizando una Jornada de Formación para profesionales y particulares a fin de dar a conocer las estrategias de control, unas medidas efectivas que ayudarán a frenar la plaga y salvar los ejemplares afectados.

El picudo rojo de las palmeras (Rhynchophorus ferrugineus) es originario del sudeste asiático y llegó a nuestro país a través de importaciones masivas de palmeras desde Egipto. Se detectó por primera vez en la Comunidad Valenciana en el año 2004 y desde entonces ha conseguido instalarse en toda la zona costera y gran parte del interior del territorio valenciano. Hasta el año 2009, en esta misma comunidad, el número de palmeras que tuvieron que ser destruidas superó los 20.000 ejemplares y entre los años 2004 y 2009 los daños causados supusieron pérdidas de aproximadamente 27 millones de euros.

El picudo rojo /Foto: Juan A. Ávalos

Las poblaciones de las comarcas de la Ribera Baja y de la Ribera Alta (48 municipios que agrupan a unos 300.000 habitantes) se encuentran gravemente afectadas por este insecto. Concretamente en la localidad de Sueca se detectó la primera palmera afectada por picudo rojo a principios del año 2009 y desde entonces la detección de nuevos ejemplares infestados en todo su término ha sido constante. Este insecto está consiguiendo acabar con el patrimonio paisajístico y cultural que suponen las palmeras en nuestro entorno, aniquilando en pocos meses ejemplares que llevaban más de cien años adornando nuestros parques y jardines públicos, nuestros edificios monumentales o jardines privados, nuestros Parques Naturales y huertos.

La mayoría de la gente piensa que poco o nada se puede hacer para intentar combatir y frenar los gravísimos daños ocasionados por este insecto, pero no es cierto. Tenemos a nuestro alcance un gran número de métodos y herramientas que utilizados de manera adecuada y conjunta pueden detener los efectos de esta devastadora plaga e incluso recuperar ejemplares dañados. En primer lugar es de vital importancia reconocer la plaga, su biología, comportamiento, a qué plantas ataca, etc. Del mismo modo debemos conocer cuál es el nivel de plaga presente en el entorno en el que vamos a actuar. También es imprescindible conocer la legislación, puesto que la hay, que rige el control de este insecto, ya que según ésta cualquier persona o institución pública, dueña de una palmera, es responsable de mantener en buen estado fitosanitario sus ejemplares. U

na vez conocidos estos aspectos sobre el insecto, debemos saber qué sintomatología presenta una planta afectada por picudo rojo. Esta información es de vital importancia ya que para combatir la plaga es necesaria una detección precoz de los ejemplares afectados, que nos va a permitir una rápida intervención sobre éstos. Por último, es necesaria la aplicación de tratamientos tanto preventivos como curativos de productos fitosanitarios. Además deben aplicarse una serie de medidas culturales, como por ejemplo practicar la poda solamente en los meses más fríos del año, cuando el insecto presenta menor actividad.

También existe la posibilidad de aplicar la cirugía o saneamiento vegetal, con el fin de eliminar de forma mecánica cualquier forma viva del insecto en el interior de la palmera. Por último, puede llevarse a cabo la colocación de trampas, aunque esta medida debe aplicarse, al igual que algunas de las medidas anteriores, bajo el asesoramiento de profesionales, puesto que un mal uso puede resultar contraproducente.

Para que todas estas estrategias y medidas logren combatir al picudo, ser eficaces y eficientes, es muy importante que se apliquen de manera conjunta, siendo necesaria la implicación tanto de particulares como de organismos públicos en la lucha contra esta plaga, de profesionales y de viveristas. En definitiva, ¡con la implicación de todos es posible combatir esta plaga!

Juan A. Ávalos Masó, Instituto Agroforestal Mediterráneo, Universidad Politécnica de Valencia.

Con el objetivo de que toda aquella persona interesada, tanto particulares, jardineros, técnicos, viveristas, como representantes de organismos públicos, conozcan la plaga y las herramientas para combatirla, se ha organizado en Sueca una Jornada Técnica sobre el Picudo rojo de las palmeras, titulada “El morrut roig de les palmeres: Tècniques i mesures per a combatre’l. Una greu amenaça per al nostre patrimoni paisatgístic i cultural”.

Esta jornada, organizada por el Ayuntamiento de Sueca en colaboración con Phytoma-España (revista especializada en sanidad vegetal), se llevará a cabo el día 31 de mayo, entre las 9 y las 13:30 horas, en el Salón de actos de la Casa de la Cultura de Sueca. La charla será impartida por D. Juan A. Ávalos Masó (investigador especialista en Rhynchophorus ferrugineus, del Instituto Agroforestal Mediterráneo de la Universidad Politécnica de Valencia) y constará de una parte teórica y otra práctica. La inscripción será gratuita y podréis encontrar los formularios de inscripción en ayuntamientos, cooperativas, cámaras agrarias, escuelas de capataces y sindicatos de riego, de las poblaciones pertenecientes a las comarcas de la Ribera Alta y de la Ribera Baja.

Las plazas son limitadas por lo que es necesario cumplimentar el formulario de inscripción presentándolo o haciéndolo llegar al Consell Agrari Municipal de Sueca vía e-mail o Fax, o bien llamando por teléfono e indicando sus datos. Para más información: Consell Agrari Municipal de Sueca, C/ Cullera nº 15, Baix; e-mail: sueca_cas@gva.es; teléfono: 96 171 14 67; fax: 96 170 38 81; www.sueca.es.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here