Más de 2.000 mujeres eligen el Hospital de la Ribera para dar a luz en los once primeros meses del año

0
117

Berta fue el primer nacimiento del año 2010 /Foto: Efe

Un total de 2.050 mujeres han elegido el Hospital Universitario de La Ribera para dar a luz durante los primeros once meses de 2011.

Ocho de cada diez de estas mujeres han tenido un parto vaginal; de esta forma, el Hospital Universitario de La Ribera sigue las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en cuanto al porcentaje adecuado de partos vaginales en los centros hospitalarios.

El vaginal es un tipo de parto que permite una más rápida recuperación de la mujer y que no deja cicatriz uterina, por lo que el riesgo de infertilidad y esterilidad posterior es menor.

Un proceso acreditado

Cabe recordar que el proceso de Atención a la Mujer Embarazada, Parto y Puerperio del Hospital Universitario de La Ribera cuenta con el certificado de calidad ISO 9001:2000 que otorga AENOR, lo que supone reconocer que este proceso cumple con los procedimientos establecidos y con unas rígidas normas de control de calidad.

Así, son muchas las ventajas que el Hospital Universitario de La Ribera ofrece a las mujeres embarazadas. En este sentido, destaca la existencia de salas de dilatación individuales, la posibilidad de contar con la presencia de un acompañante durante la dilatación y el parto o las habitaciones individuales, que garantizan una total intimidad y comodidad después del alumbramiento.

Anestesia epidural

Junto a ello, el Hospital Universitario de La Ribera ofrece anestesia epidural a todas las mujeres que dan a luz en las que no existe contraindicación médica. Las madres, asesoradas por el personal asistencial del Hospital, pueden elegir libremente el uso de este tipo de anestesia, que les permite ser conscientes en todo momento del proceso del parto minimizando el dolor.

Ello es posible, porque el Hospital Universitario de La Ribera dispone siempre de anestesistas de guardia con el fin de aplicar este tipo de anestesia, a excepción de las mujeres en las que la anestesia epidural puede estar contraindicada (en casos de trastornos de la coagulación, hipotensión muy marcada, infección sistémica o local en la zona de punción, o alteraciones neurológicas, entre otros).

El centro hospitalario sigue las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto al porcentaje de partos vaginales.

Además, el Hospital Universitario de La Ribera cuenta con tecnología de vanguardia para atender el embarazo y el parto, como un ecógrafo de alta resolución que permite obtener imágenes tridimensionales del feto, con el fin de detectar retrasos de crecimiento, defectos de columna o trastornos musculares o patologías intracraneales, cardíacas o torácicas, entre otras anomalías, o cardiotocógrafos, dotados de pulsioximetría que captan la cantidad de oxígeno que tiene el niño en todo momento, el registro del latido cardiaco fetal y la medición de la intensidad de las contracciones de la madre.

La anestesia epidural, las salas de dilatación individuales o la existencia de tecnología de vanguardia a la hora de atender los partos, son algunas de las ventajas que el Hospital pone a disposición de las mujeres embarazadas.

Igualmente, el Hospital Universitario de La Ribera dispone de una Unidad de Cuidados Especiales Neonatales, que se encarga de asesorar a los padres en el cuidado del neonato. El personal de Maternidad da clases a los padres sobre, por ejemplo, cómo se hace la cura del cordón umbilical.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here