Un total de 9 pasos se trasladaron anoche en Alzira a las casas de sus respectivos clavarios llenando las calles de cofrades y público

0
204

La Procesión de la Palmas y los traslados de hasta nueve  pasos fueron, anoche, los protagonistas de la Semana Santa de Alzira que arranca con fuerza y que ha llenado las calles y plazas de cofrades y público.

Las palmas y los ramos de olivo se citaron al mediodía en la plaza Primer de Maig, mientras que a las 19,30 horas comenzaron los primeros traslados de esta semana, concretament de la Santa Cena, de la Oración de Jesús en el Huerto y del Descendimiento. Media hora más tarde fue el turno de la hermandad de la Santa Faz. A las 9 de la noche salió a la calle la Virgen de la Soledad, la cofradía más antigua, mientras que un cuarto de hora después fueron los costaleros de la Dolorosa los que iniciaron el traslado de su paso. Las 21,45 fue la hora del Cristo en la Columna, mientras que a las 10 de la noche se echaron a la calle los cofrades del Nazareno y media hora después el Santo Sepulcro culminó la primera noche de traslados de la Semana Santa alzireña.

Es difícil concretar el momento temporal en el que darían comienzo las actividades de la cofradía, Virgen de la Soledad, puesto que los estudios realizados por historiadores apuntan a que su origen se remonta a los tiempos posteriores a la Reconquista.

La Soledad que data del siglo XVI es la cofradía más antigua de Alzira

Según estos trabajos sobre la Semana Santa, la Archicofradía Virgen de la Soledad tiene su origen en la antigua “Confraria de la Sanch de Jesuchrist”, la de mayor antigüedad en  la ciudad de Alzira, constando ya erigida en el año 1573, según consta en el “Llibre Racional del Ayuntamiento de Alzira”, teniendo constancia que, con anterioridad a dicha fecha, ya desarrollaba actividades en torno a la Pasión de Cristo, tal y como se documenta a través del “Llibre dels Actes dels Jurats e Consell” de la ciudad, (1539, folio 100 v. y 1542, folio 53 v.) custodiado en el Archivo Municipal de Alzira, y destacó por su carácter asistencial al encargarse de socorrer a los reos de muerte durante los tres días anteriores a su ajusticiamiento, así como el amparo de los ahogados y asesinados dándoles sepultura y otras obras piadosas tales como costear misas por el alma de éstos difuntos.

De todo ello se da cuenta en el cumplido Reglamento Interno, cuya recopilación data de 1862, y que regula la forma de proceder en los diversos casos.

La Archicofradía contó con capilla propia, construida entre los siglos XV y XVI (“Padrón de Riqueza de 1573, Título de Mossen Melchior Mont, folio 311 3. Sig.1120/I-12 del Archivo Municipal de Alzira”), que fue origen de la actual Procesión del Santo Entierro, desapareciendo la capilla en 1841.

Con motivo de haber incorporado una imagen de la “Virgen de la Soledad”, se asoció esta advocación a su denominación histórica, conociéndose como Archicofradía de la Virgen de la Soledad o de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, que con el devenir del tiempo ha desembocado en la titulación simple que en la actualidad se utiliza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here