El PP asegura que la Terminal de Autobuses de Alzira es legal y que las afirmaciones de Alborch son «ridículas»

1
184

Comunicados y contracomunicados. Ésta va a ser la tónica hasta el 22 de mayo. Así, la concejala de Servicios Públicos, Lola Ortega, ha querido contestado a las manifestaciones realizadas por el comité electoral del PSOE, en concreto de Enrique Alborch, en la que denuncia que la Terminal de Autobuses que se está construyendo en Alzira no cumple con la normativa. Ortega ha manifestado que  la Terminal de Autobuses que se está construyendo en Alzira «cumple la normativa» de la Ley de Carreteras de la Comunidad Valenciana de 6/1991 de 27 de marzo. En cuanto a la ley que mencionan en su escrito los socialistas, la Ley 6/1994, cabe destacar que es la RAU (Reguladora de Actividades Urbanísticas). Los socialistas alcireños «andan tan perdidos que se equivocan hasta en el número de ley que se ha de cumplir”, ha señalado la edil.

Ortega ha aclarado que, según un informe de la Dirección General de Obras Públicas del Servicio de Carreteras, tras las consideraciones oportunas, «se autoriza» el desarrollo de las obras correspondientes al proyecto de la Terminal de Autobuses se ajusta a las normas que regulan la Ley de Carreteras de la Comunidad Valenciana correspondiente”.

Ortega ha pedido a Enrique Albroch y al PSOE, «que no nos hagan perder el tiempo con manifestaciones ridículas y que no tienen por donde cogerse».

1 Comentario

  1. Alzira, 17 de marzo 2011

    El PSOE de Alzira, denuncia que el espacio donde se está construyendo la terminal de autobuses en el Plan General de Ordenación Urbana de Alzira, está catalogado como vial, por lo tanto existe una ilegalidad más en esta obra.

    El Candidato socialista a al Alcaldía de Alzira, Enrique Alborch manifiesta, que el espacio que ocupa la terminal de autobuses está considerado como calzada, porque era hasta que la Alcaldesa de Alzira, decidió despilfarrar los 600.000 euros, que tiene de coste esta obra, una entrada a la zona de la calle Pere Morell.

    Según Alborch, con la construcción de la ignominiosa terminal de autobuses, el PP ha anulado una entrada hacia una zona que tiene multitud de edificios administrativos y para ello se deberá reordenar el tráfico. Porque el espacio ocupado servía para dar entarda a una zona muy poblada de nuestra ciudad.

    Alborch considera, que después de haber perpetrado el desatino de construir una infraestructura sin respetar ni la ley de carreteras de la Comunidad Valenciana, ni haber modificado el Plan general de Ordenación Urbana de Alzira, han ocupado este espacio dejando sin entrada fácil a la zona donde están ubicadas entre otras la comisaria de la Policía Nacional y la Jefatura de Tráfico, pero eso no ha sido tenido en cuenta para esta ubicación caprichosa de la Sra. Bastidas.

    El dirigente socialista, emplaza públicamente a la Alcaldesa de Alzira, a que si tiene los informes favorables que contempla la ley de carreteras de la Comunidad Valenciana, “lo tiene muy fácil que en la próxima comisión y el pleno de fin de mes, los técnicos municipales emitan un informe de lo que solicita el grupo socialista”.

    Alborch considera, que la obligación de la Alcaldesa de Alzira, es contestar a las cuestiones que se plantean desde la oposición y si estas cuestiones afectan a una grupo de vecinos con más razón. Pero en esta legislatura la Sra. Bastidas, se le recordara por su prepotencia y por ser la oposición de la oposición.

    Alborch acusa al Partido Popular y su Alcaldesa, de que son unos gobernantes acabados, sin ideas y poco tranparentes en su gestión, ya que la han basado en el oscurantismo y en echar la culpa de todo a los demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here